Descripción

Actualmente las instalaciones de lavado de vehículos están ampliamente distribuidas en todas las áreas urbanas de los países desarrollados y a pesar de ser responsables de un impacto ambiental significativo debido al gran consumo de recursos naturales (agua potable y electricidad) y de generar cantidad importante de residuos (especialmente carga contaminante al agua utilizada), hay muy pocas instalaciones que estén comprometidas en la utilización de alternativas innovadoras que puedan solventar este problema. Las principales innovaciones implementadas en el sector en Europa se han basado en mejorar la calidad del servicio de limpieza de vehículos para mejorar la satisfacción del consumidor. Las compañías pioneras en el sector han empezado a trabajar en la optimización y la reducción del consumo de recursos con un doble objetivo: por un lado, el objetivo de reducir los costes de producción y ajustar los precios para obtener un servicio más competitivo; por otro lado, responder a las preocupaciones ambientales para minimizar el impacto ambiental de la actividad y seguir con la tendencia impulsora de la sostenibilidad y la responsabilidad ambiental. Estos puntos posicionan a estas compañías en un lugar preferente en el mercado por incorporar valores en su servicio. Para alcanzar esto, las empresas han modernizado y adaptado las instalaciones de lavado y así optimizando los parámetros para obtener eficiencia en el consumo de agua y energía. En el mismo tiempo, la industria de detergentes y productos de acabado han sido actualizadas técnicamente para ofrecer a los consumidores productos más respetuosos con el medioambiente, cumpliendo con las limitaciones establecidas en la legislación actual.

Foto: Jordi Busquets / GN Girona notícies

En línea con estas acciones, algunos países han empezado a utilizar sistemas de reciclaje de agua en instalaciones de lavado de vehículos con el objetivo de reducir y mejorar el agua residual que debe ser enviada al sistema general de saneamiento, reduciendo así el consumo de agua y cumplir con la legislación referente a aguas residuales. Las últimas tendencias en tratamiento de aguas residuales que se han publicado a nivel mundial hacen referencia a nuevas tecnologías de filtración (ultrafiltración y nano filtración), de resinas de intercambio aniónico, de métodos electroquímicos y  de la mejora y optimización de métodos químicos de oxidación. Todos estos sistemas necesitan un alto consumo de energía, siendo menos sostenibles si los comparamos con métodos de tratamiento naturales. Para alcanzar este proceso de gestión integral del agua, incorporar nuevas tecnologías y mejoras innovadoras en los diferentes pasos del reciclado, implica tanto beneficios ambientales directos e indirectos como beneficios económicos. Reducir el consumo de recursos naturales puede ayudar a disminuir la presión que ejerce el desarrollo urbano sobre los ecosistemas. El hecho de cerrar el ciclo del agua en instalaciones de limpiado de vehículos puede representar el éxito del proyecto ambiental.

Leave a Reply

Última Actualización

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?